Y yo, he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá. Génesis 6:17

¿Y las aguas?: ¿A dónde se fue todo el agua?

{ por H. Haley }

Hay varios pasajes de Escritura que identifica las aguas del Diluvio con los mares de nuestros días (Amós 9:6 y Job 38:8-11). Si las aguas están aquí todavía, ¿cómo es que hay tierra seca? Salmo 104 nos dan la respuesta. Después que ""sobre los montes estaban las aguas" (verso 6), "A tu reprensión huyeron; Al sonido de tu trueno se apresuraron;" (verso 7); "Subieron los montes, descendieron los valles, Al lugar que tú les fundaste." (verso 8) y Dios les puso término, "el cual no traspasarán; Ni volverán á cubrir la tierra." (verso 9).

Isaías dice lo mismo en otras palabras: "Porque esto me será como las aguas de Noé; que juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré. " (Isaías 54:9). Las aguas están aquí, en los grandes mares, océanos y tímpanos de hielo de nuestros días.

Claramente, la Biblia nos dice que Dios mediante el Diluvio actuó para alterar la topografía de la tierra. Nuevas masas continentales con cordilleras, valles, volcanes, ríos y océanos fueron creados mediante la mucha lluvia y erosión.